Cosas que me gustan

No puedo evitarlo y tampoco quiero. Me gustan los cuestionarios Proust y las listas. También las chulitas, que son algo muy distinto a las listillas. Ahí van algunas cosas que me gustan y por las que merece la pena vivir. Mi tuit (si leen tweed son de los míos) fijado hecho artículo y desarrollado.

Me gusta el tiempo que pasé leyendo El gran Gatsby; cuando conocí a Guido Guerrieri y a Harry Bosch (el primero es un abogado que vive en Bari, el segundo es un detective. Si alguien quiere saber más de mí, que pregunten por ellos. O, mejor, que me pregunten a mí); las primeras citas y las segundas, y cuando (a veces) alcanzas la confianza plena, como aquella vez (¿te acuerdas?) que, mientras cocinabas, puse música y preparé dos (?) Dry Martini; las cenas con amigos; el olor a mar; observar minuciosamente a mis padres, sobre todo cuando se muestran cómplices y se miran y se ríen; ver crecer a mi hermano; que me miren mis primos pequeños igual que yo miro a sus padres; pasear en solitario; escuchar música en la ducha; cantar en el coche cuando conduzco solo; conducir; ver películas en el cine y mirar la enorme pantalla reflejada en los ojos de los de la fila de atrás cuando las luces están apagadas; los momentos previos de entrar en el cine; casi todos los momentos previos de todas las cosas divertidas, excitantes y maravillosas que la vida nos brinda; bailar borracho de alcohol y de amor en un lugar en el que no te conozca nadie (importantísimo esto último si, como es mi caso, no sabes bailar); bañarme en la piscina por la noche; escuchar a los Cowboys de Medianoche; los poemas de Luis Alberto de Cuenca; tomar un vino (o dos) antes de comer; que lean los libros que recomiendo o regalo; Woody Allen y Garci; Casablanca; Gilda bailando Put the blame on me; un gintonic con un twist de limón y mucho hielo; el puente de la Purísima; la primera temporada de True Detective y la primera y la segunda de Succession, todo Castle y todo Suits; las flores; que suene una canción que me guste mucho cuando estoy diciendo algo trascendental y creyéndome el rey del mundo y callarme y entonarla y olvidarme de lo que estaba diciendo y que no me importe porque si se olvida no sería tan importante; la carne poco hecha; llorar por un libro y reír con una chica guapa; llorar por una chica guapa y concentrarme en sus defectos para poder (intentar) olvidarla (esto me lo enseñó Beigbeder); la democracia representativa y el Estado de Derecho; esta canción; los periódicos de papel; aprender algo todos los días; escribirlo; esta letra y esta otra; un abrigo (largo), las camisas blancas y los zapatos desgastados.

Y escribir.

¿Lo que me gustaría?

Que Carlota Casiraghi se separe y me mande un mensaje. O que directamente me mande un mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s