Inicio

“Me preguntó entonces si no me interesaba un cambio de vida. Respondí que nunca se cambia de vida”

Entradas recientes

Momentos cotidianos felices

Los que de pequeños nos enamoramos de nuestras profesoras estamos abocados a leer mucho: para no estar solos, y a ser madridistas: para no estar perdiendo todo el rato. Yo siempre me he enamorado mal. A veces tarde. Me parece que fue Beigbeder –quién si no- el que escribió aquello de: “Amé y fui amado, […]

Sonado como un boxeador

Estoy sentado en un bar antiguo mientras espero a un amigo y a una amiga. No los veo desde el día anterior a decretarse el estado de alarma. Estuvimos embadurnándonos las manos y el hígado de alcohol en una taberna en la que ahora cuelga un letrero de Cerrado temporalmente. Hace un par de días […]

El día que perdí un conejo y la inocencia

Hasta los quince años viví engañado, luego me enamoré. Con seis o siete años una amiga de mi abuela me regaló un conejo blanco que instalamos en el patio de la casa del pueblo. Le hice una caseta y le daba de comer. Cuando se acabó agosto y llegó septiembre y con él las clases […]